Flipped classroom o aula inversa, es el método que está revolucionando las aulas de todos los centros educativos, ya que los resultados del aprendizaje no son sólo innovadores sino que además conducen al éxito.beneficios del flipped classroom o aula inversa

#1 El aula inversa habla el lenguaje de los estudiantes del siglo XXI

Los estudiantes del siglo XXI han nacido con acceso a Internet y a todas las herramientas tecnológicas que conocemos hoy día, por lo que el mundo digital es parte de sus raíces. Por lo que aprender en un formato blended learning, que les permite preparar la materia en casa a su ritmo ya través de dispositivos móviles supone es muy atractivo. De hecho estos alumnos no se sorprenden tanto como pueden hacerlo los profesores con el nuevo modelo pedagógico ya que los estudiantes han nacido con ello por lo que es hablar su idioma. Con el aula inversa las aulas se llenan de opiniones, de debates y de un aprendizaje mucho más rico donde todos los alumnos participan, convirtiéndose en clases activas y dinámicas.

#2 Ayuda a los alumnos con mayores dificultades

A través del modelo de enseñanza tradicional, los estudiantes que obtienen mayor atención son los alumnos brillantes, y participativos que se animan en las clases a preguntar, mientras tanto los alumnos con mayores dificultades se sienten atrás y se cohíben a hacer preguntas en clase siendo sujetos pasivos en el aula. Gracias al flipped classroom el tiempo en clase se puede dedicar mucho más a aquellos estudiantes que tienen más dificultades y necesitan más apoyo. El aula invertida favorece un aprendizaje individual, progresivo y al ritmo de cada alumno por lo que los estudiantes con mayores dificultades pueden dedicar el tiempo que necesiten repitiendo una lección hasta entenderla bien.

#3 Flipped classroom permite a todos los alumnos destacar

Como antes señalábamos ya no sólo levantan la mano en clase los alumnos más brillantes sino que todos se vuelven activos y participativos, aprendiendo no sólo del profesor sino también de sus compañeros. Todos tienen la misma oportunidad de participación y de compartir sus ideas sin sentirse cohibidos o por detrás del resto de alumnos.

#4 Permite a los estudiantes sacar máximo partido de sus profesores

Aunque los cursos académicos tienen una estructura de contenidos concreta que los alumnos deben seguir, el modelo tradicional espera que los alumnos entiendan simplemente lo que el profesor tiene que presentar en clase siguiendo ese libro, esos contenidos organizados. Sin embargo, con el aula inversa los alumnos trabajan ese contenido en casa y en el aula sacan el máximo partido de sus profesores a través de las actividades que hacen, pausando al profesor u a otro compañero para comentar una duda, hasta llegar verdaderamente a entender un concepto. Con este nuevo modelo, los estudiantes son capaces de procesar mucho mejor lo que aprenden, sin ver al profesor como un mero comunicador.

#5 Aumenta la interacción alumno – profesor

Aunque en ocasiones algunos docentes piensan que este nuevo modelo pedagógico les puede quitar trabajo o importancia ya que gran parte del aprendizaje es a través de los recursos e-learning, esto no es así ya que el profesor cobra mucha más importancia convirtiéndose en el coach del alumno. El flipped classroom o aula inversa saca el máximo partido a la formación online y al cara cara con el profesor en el aula. El profesor puede orientar mucho más las actividades que se realizan en clase y potenciar el aprendizaje del alumno.

El profesor juega un papel vital en la vida de sus alumnos, son mentores, compañeros, amigos, y expertos que le acompañan en su aprendizaje, la interacción entre ellos es una experiencia muy valiosa.

#6 Aumenta la interacción entre estudiantes a través del aprendizaje colaborativo

Por otro lado el aula inversa fomenta un aprendizaje mucho más social y colaborativo, la interacción de los alumnos crece a través de los debates, actividades en grupo, etc en el aula, cosa que antes no ocurría a través de las charlas de los profesores en una clase tradicional. Aprenden unos de los otros cuando se comentan dudas o reflexiones acerca de lo aprendido en casa. Los estudiantes con este modelo se ayudan mutuamente y no sólo confían en el profesor como el único difusor de conocimiento sino que también lo hacen en sus compañeros.

#7 Permite a los educadores conocer mejor a sus alumnos

A través de las nuevas tecnologías y las plataformas educativas online, los profesores pueden saber en todo momento qué contenidos han trabajado en casa sus alumnos, qué lecciones o unidades les han costado más y así apoyarles y profundizar en esas deficiencias en el aula. Al tratarse también de un aprendizaje colaborativo donde la interacción global aumenta, los alumnos se abren más permitiendo a los profesores conocer mucho mejor sus inquietudes. El aula inversa permite inspirar, escuchar, animar, motivar y brindar una visión mucho más enriquecedora a los alumnos.

#8 El aula inversa cambia la gestión del aula

Está demostrado que bajo el modelo tradicional de enseñanza los estudiantes prestan cada vez menos atención en el aula. Además cuando un alumno está distraído provoca un efecto negativo en el resto de compañeros. Por el contrario con el flipped classroom muchos de estos problemas desaparecen, los alumnos están mucho más atentos, siendo mucho más participativos haciendo actividades en grupo atentos a su aprendizaje no a otros estímulos externos. El aula deja de ser aburrida para ser mucho más interactiva y dónde los alumnos están dispuestos a sumergirse en el aprendizaje.

#9 Flipping classroom educa también a los padres del siglo XXI

Los padres pueden apoyar mucho mejor a sus hijos a través del aula inversa con las actividades online que realizan en casa, no sólo ayudándoles sino aprendiendo también y conociendo en todo momento qué es lo que están aprendiendo sus hijos. Favoreciendo también la interactuación en casa entre estudiante y familia. El flipped classroom está teniendo una muy buena acogida por parte de los padres.

#10 Es una metodología que cubre la ausencia de alumnos o profesores

En los casos que por ejemplo un profesor vaya a estar fuera y no pueda impartir su clase, el aula inversa permite configurar esa clase con anterioridad, por ejemplo grabar un vídeo explicando una lección y una actividad, de esta manera los estudiantes no pierden la clase. Y también cuando un estudiante se pone enfermo y falta a clase no pierde el ritmo ya que gracias a la formación blended learning, puede volver a ese contenido y repasarlo o hacer los deberes en casa sin necesidad que un compañero le lleve l
as tareas.

En conclusión, empezar a usar el modelo flipped learning o aula invertida es sencillo e intuitivo. Flippear es sencillo y muy atractivo para estudiantes y profesores, un modelo que todos los centros educativos ya sean colegios, universidades o centros de formación deberían aprovechar para el aprendizaje de idiomas, informática, historia, matemáticas, marketing, ciencias, etc. El aula inversa ofrece una experiencia del aprendizaje única a través de un método que garantiza la calidad del aprendizaje.

También le puede interesar: