El e‑learning consiste en el aprendizaje a través de recursos digitales. Para el aprendizaje, se emplean ordenadores, móviles y tablets y hoy en día está inevitablemente vinculado a Internet. Existen diversas modalidades e-learning, ya sea en formaciones totalmente online o mediante blended learning.

E-learning

 

¿Cuáles son las principales modalidades e-learning?

 

#1 Blended learning

El blended learning es una de las modalidades e-learning que combina la formación online con la formación presencial. El modelo blended learning ha ido ganando terreno en los últimos años y es una de las principales formas que los centros educativos tienen de apostar por el e-learning. Los modelos de enseñanza tradicional están obsoletos y a día de hoy, los alumnos esperan un aprendizaje que contenga más interacción y colaboración, además del uso de la tecnología como medio de aprendizaje.

Esta modalidad e-learning aumenta el rendimiento escolar, ya que es más probable que a los estudiantes les vaya bien si los profesores usan diferentes herramientas. De este modo, tienen varias opciones para aprender un concepto nuevo. Asimismo, gracias a la segmentación y análisis que permite el e-learning, es más difícil que el aprendizaje fracase, pues los tutores pueden comprobar en qué materiales le está yendo mal al estudiante. Gracias a este tipo de seguimiento, se puede evitar que los estudiantes pierdan interés en el curso.

Esto puede resultar especialmente importante para aquellos estudiantes con necesidades especiales, puesto que hace que mantengan el ritmo en el aula y refuercen fuera de clase lo que han visto en la lección, mediante el uso de una variedad de contenido interesante que les ayuda a mantener el interés ​​y el esfuerzo.

 

#2 Flipped classroom

En una flipped classroom la parte e-learning se encuentra fuera del centro educativo. Los alumnos estudian el contenido de manera individual en casa a través de un software online y emplean la clase presencial para ponerlo en práctica. De este modo, el tiempo de clase es más productivo, ya que se emplea en profundizar en los contenidos, aclarar dudas y fomentar el trabajo colaborativo.

Dado que cada estudiante comienza con una base diferente, cada uno de ellos puede necesitar un tiempo distinto para adquirir los mismos conocimientos. En la enseñanza tradicional todos los estudiantes tienen que seguir el mismo ritmo en el aula, pero, en el aula invertida, los alumnos pueden dedicar a cada lección el tiempo que quieran. Por tanto, cada estudiante puede basarse en su progreso para emplear más o menos tiempo en cada lección y de este modo asegurarse de que ha entendido todo correctamente.

Muchas empresas y centros educativos han establecido como base este modelo para sus clases. La flipped classroom ofrece una gran flexibilidad a la hora de formar grupos, lo cual resulta muy conveniente para los centros. Este tipo de modelo pone fin a los horarios encorsetados y contribuyen a la permanencia de los alumnos en sus estudios.

 

#3 Mobile learning

El mobile learningm-learning o aprendizaje móvil es otra de las modalidades e-learning. Consiste en el uso de aplicaciones móviles para acceder a recursos e-learning. Las apps multidispositivo permiten que el alumno estudie donde y cuando decida. De este modo, el ritmo se adapta a las necesidades y posibilidades de cada estudiante. Asimismo, gracias a la posibilidad de pre descargar el contenido, los alumnos pueden acceder a los contenidos de los cursos e-learning incluso sin conexión a Internet.

Por otro lado, mientras se está estudiando un tema, pueden surgir numerosas preguntas. Es probable que el alumno se olvide de sus preguntas si no las resuelve pronto, lo cual se traduce en un déficit en el aprendizaje. El mobile learning facilita la comunicación inmediata entre estudiantes y profesores, incluso en directo cuando se establecen tutorías online. Los alumnos se sienten más seguros por el hecho de poder enviar un mensaje en cualquier momento desde el mismo curso y, por tanto, preguntan más.

El profesor puede responder las preguntas directamente o puede juntar las preguntas d los alumnos para resolverlas en una clase conjunta, ya sea presencial o virtual. De este modo, los alumnos estarán resolviendo sus dudas a la vez que aprenden de los planteamientos y dificultades de los demás, lo cual forma parte del aprendizaje social o social learning.

 

#4 Microlearning

El microlearning es una modalidad e-learning que se caracteriza por lecciones cortas o píldoras de conocimiento por módulos. El microlearning permite adaptar y personalizar el aprendizaje. En esta modalidad e-learning, la curación de contenidos es muy relevante, puesto que su virtud más destacable es la rapidez con la que se consume, es decir, la brevedad de las lecciones.

Una de las grandes ventajas del microlearning es que las píldoras educativas se pueden actualizar y modificar de forma muy fácil, lo cual mantiene o incluso aumenta su impacto. Asimismo, dado que los ejercicios se centran en conceptos muy concretos, es más sencillo etiquetar las lecciones y hacer búsquedas más rápidas.

El vídeo también suele tener un papel protagonista en esta modalidad e-learning. Todo docente estará probablemente familiarizado con el Cono del aprendizaje de Dale (1969), que establece la probabilidad que tenemos de retener lo que aprendemos según cómo lo hagamos. Según Dale, viendo un vídeo retenemos un 50% frente al 10% que retenemos leyendo.

 

Para que el e-learning sea un éxito, no cabe duda de que es necesario confiar en un líder del sector como CAE, con más de 40 años de experiencia en el sector e-learning y que asesora día tras día a grandes proyectos de capacitación de carácter internacional.

 

También le puede interesar: