La educación lingüística ha sido durante mucho tiempo un área de innovación tecnológica y hoy en día tenemos la suerte de tener un gran abanico de herramientas de aprendizaje eficaces. Éstas incluyen el laboratorio de idiomas, las aulas virtuales, las plataformas educativas y el centro de aprendizaje multimedia.

El declive a finales del siglo XIX del enfoque tradicional de aprendizaje y memorización se debió a la experimentación con nuevas formas de enseñanza. Concretamente, los líderes educativos estaban dispuestos a experimentar con intentar replicar la manera en que los seres humanos aprenden su primera lengua con el fin de enseñarlas lenguas posteriores.

Estos acontecimientos alentaron a los centros educativos a encontrar maneras de ofrecer a sus estudiantes experiencias de aprendizaje inmersivas y ofrecer cursos multimedia. El primer gran avance tecnológico fue la creación del primer laboratorio de idiomas de la Universidad de Grenoble en 1908.

Los laboratorios de idiomas generalmente se encuentran en la mayoría de las escuelas de idiomas modernas. Son una excelente herramienta probada para sumergir a los estudiantes en el idioma que están estudiando. Permiten a los tutores de idiomas seguir de cerca el progreso y facilitar fácilmente el aprendizaje adicional.

Laboratorios de idiomas

 

Laboratorios de idiomas

¿Qué es un laboratorio de idiomas?

Un laboratorio de idiomas es un aula dedicada al estudio del lenguaje oral y hablado. Los laboratorios tradicionales usaban cintas de audio, pero hoy en día los laboratorios digitales se apoyan en los ordenadores. Los laboratorios de idiomas son una parte importante de los cursos multimedia modernos, ya que permiten a los estudiantes practicar las habilidades de escuchar y hablar de forma independiente.

La mayoría de los colegios, universidades y escuelas de idiomas dan a sus estudiantes la libertad de acceder al laboratorio de idiomas en horario extraescolar. Esto les permite mejorar en su tiempo libre.

¿Qué son las plataformas educativas?

El crecimiento del mundo digital ha fomentado cada vez más la innovación en el ámbito de la educación digital. Un gran número de proveedores de formación ahora ofrecen cursos multimedia en línea, y se ha vuelto cada vez más importante encontrar una manera de gestionar y administrar eficazmente estos.

Las plataformas educativas, a menudo denominadas Learning Management Systems (LMS) o Learning Content Management Systems (LCMS) cubren esta necesidad. Actúan como un centro de medios de comunicación online para que los estudiantes y tutores puedan comunicarse, compartir recursos, recibir lecciones en vivo y grabadas, participar en actividades de aprendizaje y revisión y completar evaluaciones.

 

¿Cómo se comparan los dos?

En algunos aspectos, los laboratorios de idiomas y las plataformas educativas ofrecen un servicio similar. Ambos ofrecen a los estudiantes la oportunidad de mejorar sus habilidades usando herramientas digitales, oportunidades independientes de aprendizaje y revisión.

Sin embargo, el alcance de las plataformas educativas es mucho mayor que lo que ofrece un laboratorio de idiomas.

Los cursos multimedia que se ofrecen tienen mucho que ofrecer. No sólo ofrecen todos los beneficios de un laboratorio de lenguaje multimedia y vienen con beneficios adicionales que un laboratorio de lenguaje físico no puede ofrecer.

 

Éstas incluyen:

  • Acceso ilimitado 24/7
    •  Los estudiantes no tienen que limitar su tiempo de aprendizaje dentro de las horas escolares. Una plataforma educativa les permite acceder a actividades de estilo de laboratorio de idiomas a cualquier hora del día.
  • No hay límites de uso
    •  El espacio puede ser un problema en los laboratorios físicos de idiomas. En algunos centros de aprendizaje los estudiantes saben que necesitan llegar temprano al laboratorio si quieren un lugar. En algunos casos, se pone un límite al tiempo que se permite a los estudiantes usar las instalaciones del laboratorio. Las plataformas educativas no tienen tales límites: los estudiantes pueden usarlas el tiempo que quieran.
  • Disponible en cualquier lugar
    •  A muchos estudiantes les resulta mucho más atractiva la idea de estudiar cuando no es necesario irse muy lejos. Por lo tanto, los cursos multimedia ofrecidos a través de la plataforma educativa ofrecen todos los beneficios de un laboratorio de idiomas. Pero además de esto, los estudiantes pueden acceder a él y utilizarlo desde cualquier lugar, ya sea a pocas calles de su escuela de idiomas o en un continente diferente.
  • Software flexible basado en la nube
    •  La popularidad del software de gestión se debe a que es muy fácil de usar. Los usuarios no necesitan descargar o instalar nada en sus propios dispositivos, por lo tanto pueden acceder fácilmente a un sistema basado en la nube. En consecuencia, da igual qué tienen a mano, ya sea un ordenador, una tablet o un smartphone.
  • Oportunidades de conversación en persona
    •  Hay grandes beneficios de estudiar solo. Sin embargo, nada se compara con practicar con  una conversación real. Plataformas educativas vienen con un montón de oportunidades de comunicación, incluyendo video, audio y chat.

Los laboratorios de idiomas son herramientas educativas increíblemente útiles, pero situarlos en un aula física no siempre funciona para los estudiantes que están ya acostumbrados al aprendizaje digital.

 

Por suerte, las plataformas educativas han explicado esto al ofrecer laboratorios de lenguaje digital. ¿Por qué no explorar cómo funciona esto con Voluxion?

 

Es probable que te interese: