Hace tan solo unas décadas parecía impensable que el e-learning se convirtiese en un método de aprendizaje común tal y como ocurre en la actualidad. Ahora, millones de estudiantes aprovechan el potencial de la educación en línea porque les permite dominar cualquier habilidad sea cual sea su ubicación. Además, para los docentes y formadores es el canal idóneo para romper barreras geográficas y llegar a más personas con sus conocimientos.

Sin embargo, en el e-learning la motivación de los alumnos es clave. Los instructores deben asegurarse de que, independientemente de la razón que pueda llevar a un estudiante a inscribirse a un determinado curso o formación, esa motivación inicial se mantenga, permanezca y se fortalezca a medida que avanza la formación en línea. Ahora bien, esto no es tarea sencilla. En este método de enseñanza es más complicado que el docente pueda compartir emociones con sus alumnos, ya que en muchas ocasiones no se pueden ver las caras y actuar en consecuencia.

¿Cómo saber si están entendiendo lo que se acaba de explicar? ¿Han entendido la definición de este término tan complejo? Este tipo de preguntas suelen hacérselas a menudo los formadores en el aprendizaje e-learning. La falta de interacción en tiempo real por parte de los estudiantes lleva a muchos formadores a poner en marcha prácticas que ayuden a los estudiantes a sentirse más conectados consigo mismos como aprendices, así como a involucrarse mucho más en el proceso de aprendizaje.

En CAE poseemos una dilatada experiencia de más de 40 años en el sector de la educación online. Por ello, en este artículo expondremos algunos consejos para el diseño de contenidos e-learning que los instructores o formadores en línea pueden adoptar para maximizar la motivación, el aprendizaje y la posterior retención de la materia por parte de los alumnos.

diseño de contenidos e-learning

Consejos para el diseño de contenidos e-learning que mantengan a los alumnos motivados y comprometidos con su aprendizaje

Cualquier docente antes de comenzar con el diseño de contenidos e-learning, debe de conocer casi a la perfección el perfil de sus estudiantes. Esto le ayudará a definir en mayor profundidad cuáles son las mejores estrategias para llegar a sus alumnos, cuál es el tono de comunicación a emplear (formal o informal) y cuáles son los mejores formatos para los materiales que debe compartir.

Esta investigación previa ayudará a los formadores a responder preguntas básicas como: ¿Qué necesitan los alumnos sacar del curso? ¿Cuál es su meta? Dar respuesta a estas preguntas les permitirá crear contenido relevante para todos los estudiantes, así como mantener a todos ellos comprometidos desde la primera clase hasta la última.

Ahora, en CAE exponemos una serie de consejos útiles para el diseño de contenidos e-learning que consigan inspirar y motivar a los estudiantes.

 

Crear contenidos que fomenten el contacto directo

Un desafío del aprendizaje e-learning es que los estudiantes se pueden sentir en ocasiones aislados. Para que esto no ocurra, establezca contacto directo ofreciendo contenidos y materiales novedosos a través de correos electrónicos, mensajes instantáneos y vídeos. En este último formato mencionado, agregue una banda sonora, use imágenes emocionalmente convincentes, incorpore consejos, trucos y enlaces y hágalo corto y simple. De esta manera, sus alumnos verán cómo está involucrado en su aprendizaje.

A todo lo anterior, es recomendable fomentar formas para que los alumnos se vean unos a otros. Pueden ser recursos a través de métodos como la retroalimentación y la revisión de los compañeros, así como también ayudar a los alumnos a encontrar compañeros con quienes estudiar.

 

Ponga en práctica contenidos que permitan monitorear el progreso del estudiante

Si los estudiantes no están seguros de cómo realmente les está yendo el curso, es posible que no se involucren de manera productiva. Para que eso no ocurra, establezca y comunique metas explícitas para el curso y vincule las actividades y el progreso de los estudiantes con esas metas.

Busque herramientas en sus sistemas en línea como pueden ser los informes de seguimiento disponibles en nuestra web, los cuales ayudan a los estudiantes a mantenerse al tanto de su progreso. Debe ser explícito acerca de cómo cree que esas herramientas pueden ayudarlos y, por consiguiente, recomiende a los estudiantes que las utilicen para que vean y conozcan el valor potencial de ellas.

 

Fomente la participación utilizando una variedad de métodos de instrucción

¿Cómo saber si sus alumnos realmente comprenden y aprenden todo lo enseñado en el curso? La respuesta es sencilla: tan solo hay que preguntarles. Sin embargo, en el e-learning no podemos hacer preguntas vacías como: ¿Lo entendiste? ¿Alguna pregunta? Pues este tipo de enunciados no funciona en el aprendizaje en línea.

Para saber realmente lo que han aprendido sus estudiantes, necesita poner en práctica algunos formatos como:

  • Creación de espacios de participación. Un ejemplo son los foros de discusión.
  • Sesión en vivo con los estudiantes.
  • Creación de grupos privados en redes.
  • Paneles de discusión para que puedan hacer preguntas en cada lección. No solo se trata de responder las preguntas, sino también de fomentar el uso de este espacio para crear una comunidad dentro del curso.
  • Creación de cuestionarios. Es otra herramienta de interacción y ayuda a los estudiantes a validar conocimientos y alcanzar pequeñas metas que los motiven a tomar la siguiente lección.
  • Realizar webinars para mejorar la comunicación en tiempo real con los estudiantes.

 

El entusiasmo del tutor es fundamental para crear contenido motivacional

Quizá de primeras se puedan preguntar, ¿por qué? Y en CAE les damos la respuesta. Solo los tutores inspirados pueden inspirar a los estudiantes. Incluso los alumnos más motivados e inspirados pueden perder interés por la educación en caso de que no vean el mismo interés en su profesor, por lo que el papel del tutor es fundamental para servir como un ejemplo vivo de pasión hacia el tema.

Para ello, realice conferencias interesantes, organice discusiones emocionales e involucradas y vincule rápidamente el material del curso con la vida real.

 

Cree contenidos que mejoren la autonomía de los estudiantes para mejorar su aprendizaje

Aportar contenido novedoso es vital para que los estudiantes sean autónomos y muestren mayor interés por aprender. En este punto, recomendamos buscar historias no convencionales o eventos actuales donde el contenido se pueda aplicar. También, otra opción es involucrar a los estudiantes a través de juegos y simulacros que requieran que los estudiantes apliquen la información en contextos desconocidos.

El aumento de interés de los alumnos al proponer nuevas formas de aprendizaje les ayudará a conseguir el éxito deseado y tomarán el control de su proceso educativo. De todos modos, como formador puede mejorar la autonomía de los estudiantes de las siguientes formas:

  • Mediante la creación del calendario de tareas y el calendario de materiales que se estudiarán para el curso.
  • Involucrando a los estudiantes en el establecimiento de metas al comienzo del curso para que intenten lograrlas al final de la formación.
  • Presentando a los estudiantes nuevos escenarios y situaciones educativas, enseñándoles así a tomar decisiones independientes.

 

En CAE somos expertos en la creación de contenidos digitales desde 1981

Ponemos a disposición de nuestros alumnos los mejores servicios para aprender un nuevo idioma a través de la formación e-learning. Gracias a nuestras soluciones de Voluxion y Verxact combinamos la formación online con una novedosa metodología que ofrece multitud de herramientas de apoyo al profesor para sus clases presenciales.

Nuestras modernas soluciones ofrecen diferentes experiencias educativas que permiten maximizar la motivación y el aprendizaje de los alumnos. En CAE somos expertos en una educación online de calidad al lograr motivar a los estudiantes en línea, brindarles oportunidades para que se conecten personalmente con la materia, para que establezcan sus propias metas y hagan su propio seguimiento del proceso educativo.

 

También le puede interesar: