El potencial de los nativos digitales frente a generaciones anteriores

Parece puro sentido común asignar a las nuevas generaciones el rol de transformar los negocios mediante la tecnología. Sencillamente, no han conocido otra cosa. Me refiero a nativos digitales o integrantes de la llamada Generación Z (nacidos entre 1994 y 2009), y a Millennials (nacidos entre 1980 y 1994). El resto,  podemos -y debemos- reciclarnos. De hecho, también nos especializamos, innovamos e incluso hacemos de la tecnología nuestro modo de vida, más allá de una herramienta. Pero este proceso, sin duda, habrá requerido una dedicación considerable, un tiempo cada vez más valorado, y una exigencia intelectual que dista mucho de la asimilación natural de conocimientos o procesos propia de Millennials y Zetas. En definitiva, el componente de esfuerzo que exige “otra manera de hacer las cosas.” Esto es lo que diferencia a los Millennials y Generación Z. Ellos son digitales por naturaleza. Otros, sencillamente, hemos dado el salto.

virtual classroom, online LMS platforms for languages
 

Nuevas generaciones, nuevos métodos de formación

Esta circunstancia no solo afecta a su futuro profesional (básicamente, desarrollan más un perfil de emprendedor que de empleado), sino a su formación. La valoran más que cualquier otra generación: según el estudio Millennials at work de PwC, para el 47% de los Millennials resultan muy importantes las posibilidades de formación cuando eligen proyecto y empresa. Por otro lado, el 48% de usuarios que recurren a formación online para aprender algo nuevo son Millennials. En definitiva, el potencial para empresas especializadas en eLearning es enorme.

Sin embargo, estamos ante un alumnado especialmente exigente y selectivo, tanto en las áreas de aprendizaje como en las metodologías. De hecho, en muchos casos, la metodología resulta tan innovadora que forma parte del propio aprendizaje. Y si buscamos métodos afines a las preferencias de Millennials y Generación Z, debemos detenernos en Elearning. Concretamente en Blended Learning.

¿Por qué el Blended Learning conecta con Millenials y Generación Z? ¿Qué aporta más allá de formación y conocimientos? Desde aquí planteamos algunos motivos.

 

5 Factores de Blended Learning valorados por Millenials y Generación Z

#1. Agilidad, rapidez, inmediatez.

Hay algo característico de Millennials y Generación Z que determina sus preferencias, tanto en los procesos de aprendizaje como en su actividad profesional: para bien o para mal, el acceso a las nuevas tecnologías les ha acostumbrado a conseguir lo que quieren cuando quieren. La paciencia no es su fuerte. En este sentido, además de las clases presenciales, Blended Learning proporciona diversas herramientas de comunicación para resolver dudas, sugerencias, o plantear nuevos enfoques de manera casi inmediata. Por otro lado, las metodologías basadas en conectividad facilitan el acceso rápido e intuitivo a la información que requiere el aprendizaje.

 

#2. Aprendizaje experiencial

Millennials y Generación Z no solo buscan un trabajo, sino una actividad profesional que les permita disfrutar y crecer profesionalmente. En parte, de ahí su elevado índice de emprendimiento. Esta misma mentalidad vocacional la aplican a la hora de elegir su formación: no buscan solo adquirir conocimientos, sino asimilarlos de una manera única, mediante una experiencia en la que la propia metodología les ayude a divertirse. ¿Qué proporciona en este sentido el Blended Learning?

Por un lado, un marcado Learning by doing. Entornos de actividad prácticos focalizados por docentes que orientan, motivan y dinamizan los procesos de aprendizaje. Por otro, las plataformas educativas que incorporan las metodologías blended ofrecen diversidad de contenidos y herramientas que convierten la formación en una experiencia viva, abierta y especialmente entretenida.

 

#3. Aprendizaje colaborativo.

Tanto Millennials como Generación Z han desarrollado una tendencia casi instintiva hacia la socialización. Se muestran especialmente receptivos ante las opiniones, planteamientos y conocimientos de los demás. Los valoran tanto o más que los propios. De ahí que vean en el resto, una fuente de conocimientos. Por otro lado, las nuevas tecnologías han fomentado una actitud creativa que requiere ser compartida.

En este contexto, el aprendizaje colaborativo es una de los pilares del Blended Learning. Su capacidad para fomentar la participación, aportar nuevos puntos de vista, información, contenidos, o generar sentido del compromiso con el grupo de trabajo permite conseguir que el potencial y habilidades de cada alumno aporte a los demás.

 

#4. Flexibilidad.

Millennials y Generación Z constituyen la antítesis de la rutina. Huyen de los modelos de formación tradicionales basados en horarios, contenidos cerrados y una presencia habitualmente pasiva del alumno. Buscan un referente para orientar su formación, pero sobre todo, buscan flexibilidad. Son dueños de su tiempo. Si eligen cuándo y cómo acceder a su formación, mejora su predisposición y, por lo tanto, sus resultados. Con Blended Learning, cualquier momento es bueno para progresar en su aprendizaje.

 

#5. Movilidad.

A una generación repleta de iniciativas, planes e ideas no podemos ponerle freno. Su día a día gira en torno a una tablet o un smartphone. Las entidades especializadas en formación que quieran captar su atención deben ofrecerles facilidades para acceder al curso desde cualquier dispositivo. Así sucede en el entorno online de Blended Learning mediante accesos generalmente fáciles, rápidos y seguros.

plataformas educativas, online language learning

Creciendo con Millennials y Generación Z

En definitiva, Blended Learning se presenta como una opción preferente para responder a las expectativas de formación que buscan Millennials y Generación Z. No solo por lo que ofrece hoy, sino porque se trata de una metodología de aprendizaje viva, en constante evolución, con un enorme potencial para crecer y adaptarse a los requisitos de profesiones que todavía no conocemos.

 

También le puede interesar: