Si se pregunta cuál es la relación de la gamificación en el aprendizaje y de qué modo puede ayudarle en la enseñanza, este post es para usted.

Queremos contarle cómo puede sacarle el máximo provecho a la tecnología en el aula. Ponemos a su disposición diferentes soluciones a través de plataformas e-learning que facilitan la labor docente.

Antes que nada, vamos a aclarar el concepto de gamificación en el ámbito educativo, para aquellas personas que pudieran no estar totalmente familiarizadas con el término.

 

¿Qué es la gamificación en el aprendizaje?

También conocida como ludificación, la gamificación es una técnica que se emplea en la docencia para que los alumnos aprendan a través del juego. Generalmente, hace referencia a actividades online o digitales que requieren de interactividad del alumno

A través de recursos y herramientas que implican la participación del usuario, este aprende a medida que avanza en el juego. Muchas veces, incluye recompensas que forman parte de la propia dinámica.

Como bien puede imaginar, existen infinidad de modelos de gamificación, acorde a las necesidades de los programas educativos y de la edad de los alumnos.

Numerosos estudios hacen hincapié en las oportunidades que brinda la gamificación en el ámbito educativo, como el llevado a cabo por investigadores de la Carnegie Mellon y la Columbia University bajo el título «Gamification in Education: What, How, Why Bother?».

 

Clase interactiva con alumnos a través de plataforma e-learning con gamificación

 

8 ventajas de usar la gamificación en la educación

Como bien vamos a ver, la gamificación es una técnica cada vez más utilizada en la educación por los múltiples beneficios que aporta, tanto para los alumnos como para los profesores.

Gracias al uso de plataformas educativas interactivas, los profesores pueden aprovechar las funcionalidades de la gamificación:

 

Fomenta la motivación

El carácter lúdico consigue enganchar a los alumnos con lo que están estudiando e impulsa las ganas de seguir aprendiendo y de querer superarse continuamente. 

A través de recompensas, logros y dinámicas de competición con uno mismo o en grupo, se consigue estimular a los alumnos y mantenerlos motivados.

 

Contenidos atractivos

La manera de presentar los conocimientos influye en la experiencia que tienen los alumnos en una materia. Gracias a la gamificación se consiguen dinámicas que hacen que los temarios sean ligeros y, sobre todo, que no sean aburridos.

 

Descubrir los conocimientos con autonomía

Los alumnos experimentan por sí mismos movidos por su interés. Esto fomenta un aprendizaje activo guiado por el usuario, fruto de la interacción que existe en las plataformas que incorporan la gamificación.

 

Ambiente seguro de aprendizaje

Seguro que en sus clases ha visto en alguna ocasión a alumnos a los que les cuesta más probar cosas nuevas o tienen miedo a no hacerlo bien. Esto es aún más frecuente cuando se asiste a clases en grupo.

La gamificación ayuda a atreverse con nuevos retos, a ganar seguridad en uno mismo y a perder el miedo al error.

 

Trabajo en equipo y cooperación

Algunas habilidades de juego pueden incluir tareas que precisen del trabajo en equipo para lograr un objetivo común.  Al hacerlo, los estudiantes deben tomar decisiones en equipo, repartir los roles, argumentar ideas y consensuar.

 

Apto para todas las edades

Cuando pensamos en juego, con frecuencia nos vienen a la mente únicamente los niños y jóvenes. Sin embargo, cuando se adapta al aprendizaje de adultos se obtienen los mismos beneficios y óptimos resultados. 

 

Seguimiento de la evolución

Cuando las dinámicas de gamificación tienen lugar en una plataforma educativa, los profesores ven la evolución de cada estudiante en las diferentes actividades, así como sus resultados. Además, puede existir feedback e interacción entre el docente y el alumno.

Por otro lado, el propio alumno también observa su progreso y es consciente de su evolución, lo que también retroalimenta su motivación.

 

Un plus en el aprendizaje de idiomas

La gamificación en la enseñanza de idiomas es un aliado de la consolidación de competencias lingüísticas. Gracias al juego, el alumno, no solo interioriza los conceptos con mayor facilidad, sino que también pierde el miedo al error.

El sentido del ridículo o el temor a la equivocación es una constante que conocen bien los profesores de idiomas. El software de enseñanza de idiomas Dexway es un apoyo imprescindible en la formación de lenguas e incorpora funcionalidades de gamificación que permiten romper esa barrera que a veces bloquea a los alumnos.

Tal y como hemos visto, los profesores pueden sacar mucho partido a la gamificación en las aulas y fuera de ellas. Gracias a las plataformas LMS se multiplican las oportunidades de aprendizaje continuo.

Si quiere conocer mucho más sobre las soluciones e-elearning que ofrecemos y de qué manera la gamificación puede acompañarle en sus cursos, contáctenos para que podamos ayudarle.

 

También le puede interesar: