La motivación es una de las bases principales para un aprendizaje de idiomas de éxito. Mantener en sus alumnos las ganas de aprender requiere de contenidos estructurados que permitan un estudio natural y progresivo (en el que el estudiante es consciente de su avance y complace sus necesidades de autorrealización). Pero, también de elementos extra que impulsen y estimulen dicha motivación articulando mecanismos de autosuperación, como una evaluación gamificada.

Engagement Dexway

En recientes textos refundidos se ha hecho hincapié en la necesidad de la mejora de la calidad educativa, el desarrollo del talento y el combate del abandono escolar. Precisamente las altas tasas de abandono en enseñanza de idiomas son un problema al que se enfrentan cada día todo tipo de centros educativos (públicos, privados o de empresas). Para combatirlas, y que los alumnos aprovechen las oportunidades de formación, es necesario un plan de motivación y coaching a través de un campus virtual o LMS (Learning Management System) con un sistema capaz de fijar objetivos, medir logros y comunicarlos a los estudiantes (evaluación gamificada).

Esta configuración consigue un aprendizaje enfocado a la gamificación de ejercicios unidos a la consecución de logros, learning by doing (aprender practicando), que consigue activar la necesidad de autorrealización del alumno, mejorar su determinación y prolongar su interés, combatiendo así el ausentismo.

¿Quién no se motiva más cuando la reputación entra en juego? Este sistema permite que se cree una competencia de bajo nivel entre los estudiantes, pero lo suficiente atractiva como para crear el “engagement” necesario sin que los objetivos pasen a un segundo plano. Ejemplos de la introducción exitosa de los sistemas de insignias como el de Dexway los tenemos en universidades tan prestigiosas como el MIT de Massachussets, la Universidad de Michigan, la Seton Hall de New Jersey o la Universidad de California en las que son famosas sus insignias y planes de gamificación.

Gamified Evaluation Dexway

En este sentido, la motivación puede ser de dos tipos, intrínseca, cuando parte del estudiante y de su capacidad de superación, y extrínseca, cuando son factores externos los que la motivan. Las soluciones de idiomas Dexway trabajan ambas en un método global que integra el mejor contenido con seguimientos y evaluaciones gamificados. Precisamente este sistema de evaluación gamificada combina procedimientos del aprendizaje basado en juegos para elevar el “engagement” de los estudiantes y ofrecer nuevos parámetros evaluativos a los profesores.

Gracias a la metodología Learning by doing de Dexway, los alumnos aprenden practicando en situaciones reales para una experiencia de plena inmersión lingüística. Esto les obliga a practicar sus habilidades lingüísticas (writing, reading, listening y speaking) a través de ejercicios amenos con los que aprenden mientras se divierten.

Estos contenidos siguen los requisitos del MCER y ofrecen un aprendizaje del 100 %, sin lagunas. Mientras que el alumno es consciente de sus progresos actividad a actividad, los profesores, por su parte, tienen acceso a la puntuación recibida en cada una de ellas para una evaluación continua. Estos aspectos representan la base de la motivación intrínseca: un material estructurado y equilibrado que permite progresar de una manera divertida con metas accesibles retiene el interés del alumnado reforzando su autodeterminación.

Tanto los juegos como la gamificación pueden llevar a altos niveles de participación y motivación de los alumnos
Karl Kapp, Bloomsburg University.

Edward Deci y Richard Ryan, de la Universidad de Rochester, enunciaron en 1975 tres necesidades psicológicas innatas en las personas (“Self-determination theory”): competencia, relaciones y autonomía. La autodeterminación surge de una combinación de las tres, presentes todas ellas en los cursos de idiomas Dexway a través de un método que garantiza un aprendizaje natural y progresivo, que pone a disposición del estudiante elementos sociales en una comunidad global de idiomas y que facilita que el alumno avance a su propio ritmo por las diferentes lecciones y actividades adicionales, respectivamente.

A estas, el modelo R.A.M.P. añade una cuarta dimensión, propósito. Y es que el objetivo por el cual se lleva a cabo un determinado esfuerzo puede ser tan potente como el resto de motivos. En el caso de los estudiantes de cursos Dexway, es el de aprender idiomas para mejorar sus perspectivas laborales o aprobar un certificado oficial, entre otros.

 

Insignias de reconocimiento y superación de la evaluación gamificada

La otra dimensión de la motivación sería la conocida como motivación extrínseca en la que factores externos inclinan al estudiante a mantener su esfuerzo o incluso aumentarlo como deseo para batir, no solo sus propias marcas, sino las del grupo al que pertenece. Para ello, las soluciones Dexway establecen un plan de fijación de objetivos, medición de logros y otorgamiento de estrellas, copas y medallas para evaluar el esfuerzo individual. Pero también para incentivar la competición y la superación, al hacer visibles el avance y la mejora individual, así como el avance del resto de compañeros de la clase mediante un ranking de clasificación.

El alumno avanza por los contenidos Dexway de su curso de idiomas (inglés, francés, español… hasta 8 idiomas disponibles) consiguiendo diferentes insignias según su aptitud y su actitud.

Las recompensas se consiguen no solamente con las notas de los ejercicios, tests parciales o tests finales, también por mantener un buen ritmo de trabajo, practicar en la comunidad con otros usuarios o acceder a actividades adicionales como vocabulario o karaoke…. O lo que es lo mismo, los cursos Dexway premian el “Behaviorism”, “Achievement” y “Mastery” (comportamiento, logro y dominio). El esfuerzo, en las tres dimensiones, obtiene su premio como medio para que todo tipo de alumnos encuentren en la evaluación gamificada una recompensa accesible para prolongar en el tiempo su motivación.

 

#1 Behaviorism o comportamiento en el curso

El sistema premia los alumnos que mantienen un buen ritmo de trabajo, que entregan las tareas a tiempo y que participan en actividades adicionales y de la comunidad. Cada alumno tiene la oportunidad de aprender a su propio ritmo, utilizando las herramientas que el curso le ofrece para practicar lo aprendido en las lecciones en las secciones de vocabulario, karaoke o los grupos de conversación. Recompensa el esfuerzo por aprender con puntos que aumentan su reputación en el curso.

 

#2 Achievement o logro

El seguimiento gamificado determina una serie de hitos que al superarse reportan copas. El alumno puede consultar la lista de logros en todo momento y proponerse conseguirlos. Adicionalmente, el profesor tiene la capacidad de premiar con medallas a los alumnos que considere que han destacado. Se recompensa la dedicación en el curso.

 

#3 Mastery o dominio de la materia

El talento y la excelencia tienen recompensa. Demostrar que se dominan los conceptos del curso tiene su premio. Las notas de ejercicios, tests parciales y tests finales de cada alumno les otorgan puntos para su cómputo personal.

El profesor puede configurar el curso para que estas marcas personales se pongan en común en una tabla de resultados a la que pueden acceder todos los estudiantes para comprobar su posición en el grupo. De esta manera, los estudiantes obtienen un merecido reconocimiento según su esfuerzo en el curso, que les ofrece confianza y fuerza para continuar esforzándose por superarse y superar a los demás.

 

De esta manera, la evaluación gamificada de las soluciones de idiomas Dexway ayuda a implicar al alumno en el estudio potenciando su motivación personal y desarrollando mecanismos para mantener su interés.

 

También le puede interesar: