La integración de aulas virtuales en las plataformas de formación es cada vez más común. De hecho, este tipo de espacios formativos online se ha popularizado tanto que mucha gente confunde las aulas virtuales con las plataformas de formación, pero no todas las plataformas de formación tienen un aula virtual integrada. En realidad, las aulas virtuales son solo una manera de utilizar un Learning Management System. Las plataformas de formación son herramientas digitales muy valiosas para el sector de la educación. Este software suelen estar basados en la nube y a menudo se los conoce también como Learning Management Systems (LMS) o Learning Content Management Systems (LCMS). Actúan como centros educativos y administrativos para las escuelas así como de los proveedores de cursos que los utilizan.

Cuando un proveedor de formación o una escuela de idiomas invierte en una plataforma de formación integral como es Voluxion (nuestro Learning Management System diseñado específicamente para las escuelas de idiomas), tiene acceso a una amplia gama de herramientas.integración de aulas virtuales

 

Este Learning Management System incluye:

  1. Planificación y programación académica
  2. Creación y almacenamiento de recursos de aprendizaje
  3. Evaluación online
  4. Mensajería instantánea
  5. Estadísticas y seguimiento de los estudiantes
  6. Evaluaciones de los profesores
  7. Suscripción a cursos
  8. Ejercicios de práctica
  9. Herramientas de comunicación
  10. Aulas virtuales

 

¿Cómo funciona la integración de aulas virtuales para los estudiantes?

Las aulas virtuales ofrecen un espacio basado en la nube para que los estudiantes y los profesores se comuniquen entre ellos. Normalmente, incluyen herramientas de comunicación, como chats de vídeo y audio y mensajería instantánea. Las aulas virtuales también son un espacio para alojar recursos formativos y ejercicios prácticos.

Una de las principales razones por las que las aulas virtuales son tan populares entre las escuelas de idiomas es que con ellas los estudiantes tienen muchas más oportunidades de practicar la expresión oral y la pronunciación que con otros métodos. Los estudiantes pueden iniciar sesión en las aulas virtuales siempre que quieran, ya sea de día o de noche, estén donde estén y, una vez online, pueden hablar y practicar con otros estudiantes que también estén en ese momento online, independiente del grupo al que pertenezcan, de su huso horario o de dónde se encuentren.

Esta es una de las ventajas principales de las plataformas de formación: dejan atrás muchas de las barreras de las aulas tradicionales. Dado que las plataformas de formación están basadas en la nube, los estudiantes no necesitan acudir físicamente a ningún sitio para participar ni tienen que instalarse programas en el ordenador, sino que el software en la nube les permite hacer uso de los servicios de formación que se ofrecen cuando quieran y desde cualquier dispositivo digital que tengan a su alcance, como portátiles, tablets o smartphones.

Las aulas virtuales también pueden integrarse con plataformas de formación para facilitar el acceso a los profesores. Los estudiantes ya no tendrán que esperar a llegar a clase para preguntarle algo a su profesor: con un aula virtual, podrán ponerse fácilmente en contacto para realizar consultas en cualquier momento.

 

¿Cómo funciona la integración de aulas virtuales para los profesores?

Los proveedores de formación pueden utilizar las herramientas que ofrecen las plataformas de formación para dar a sus estudiantes todos los recursos de aprendizaje que necesitan. También pueden utilizar aplicaciones relacionadas con su learning management system para controlar cuándo los estudiantes inician sesión, cuánto están estudiando y cada cuánto conversan con sus compañeros.

Esta información, entre otras cosas, estará disponible en las herramientas de seguimiento y evaluación que ofrece la plataforma de formación.

Con el LCMS, los profesores también pueden añadir evaluaciones automáticas, ya que pueden comprobar cómo les va a los estudiantes siempre que quieran. Dado que este es un proceso muy rápido y efectivo, los profesores ni siquiera tendrán que escribir preguntas para evaluar si no quieren, sino que lo podrán hacer cuando sea necesario para cada grupo de estudiantes.

Esta es una forma muy útil de utilizar los datos de seguimiento y evaluación para mejorar el grupo y garantizar que todo el mundo sigue el camino adecuado.

Cabe destacar que las aulas virtuales trabajan junto con la plataforma de formación principal para que los profesores hagan que la experiencia de aprendizaje sea más cómoda para sus estudiantes. Facilitando a los profesores publicar contenidos de vídeo o audio en la plataforma mediante la herramienta del aula virtual, enriqueciendo el material educativo con imágenes, archivos de texto o diapositivas, de modo que los estudiantes podrán acceder al contenido siempre que quieran.

 

También le puede interesar: