En los últimos meses y debido a la crisis sanitaria, los sistemas de teletrabajo, las herramientas colaborativas digitales, las videoconferencias y los sistemas de aula virtual han permitido que muchas personas hayan podido continuar con su actividad, ganando una gran relevancia en nuestro día a día.

Un claro ejemplo es la implementación a gran escala de estos sistemas en la docencia, lo que ha permitido la continuidad tanto para profesores como para alumnos durante esta pandemia. Pero, ¿realmente están seguros alumnos y profesores? ¿Sabemos si estas herramientas no vulneran su privacidad?

La respuesta es: DEPENDE de la plataforma que se haya seleccionado.

Por eso es muy importante que los centros educativos se aseguren de que los sistemas de aula virtual y videoconferencia que vayan a implementar cumplan con todos los requisitos de seguridad y privacidad para proteger a sus alumnos y profesores ya que tienen una gran responsabilidad.

Las soluciones gratuitas: atractivas, pero no la mejor opción

Sistemas de Aula Virtual

Es sabido que en internet se ofrecen maravillosas herramientas online de forma aparentemente gratuita. Pero… ¿de dónde se obtiene  el beneficio? ¿Tienen un afán realmente altruista ?

Como diría el famoso economista Walter William ; “Nada es gratis”, todo tiene un coste y, en ocasiones, implica sacrificar algo a cambio como puede ser nuestra privacidad o nuestra seguridad personal… Para estas empresas tienen un gran valor saber quiénes somos, qué nos gusta, nuestros intereses, nuestra situación económica y familiar, qué hacemos e incluso dónde hemos estado físicamente o dónde estamos en tiempo real.

Todos estos datos son mucho más valiosos que el coste de una suscripción o el coste de una licencia ya que con estas averiguaciones de millones de personas y utilizando técnicas de Big Data y Marketing ponen esos datos personales a disposición de fines comerciales, como puede ser la utilización de nuestra información personal para campañas publicitarias. 

¿A cuántos de nosotros nos ha pasado que estamos haciendo una búsqueda para comprar un cierto artículo, estamos interesados en hacer un viaje o contratar un cierto servicio y, de pronto, por arte de magia, comenzamos a ser bombardeados con ofertas publicitarias con aquello en lo que estamos interesados? Seguro que a todos.

Pero esto no es magia. Se trata de técnicas muy avanzadas de Big Data, Marketing, Neuromarketing… que utilizan estas compañías con nuestra información personal para que la publicidad pueda impactar en nosotros de una forma mucho más eficiente. Sin embargo, no pensemos que esto lo hacen para ayudarnos, NO. Esto se hace para que ellos y sus clientes obtengan mayores beneficios sobre nosotros.

Centros educativos, universidades y profesores tienen una gran responsabilidad

Es por ello que estas compañías han visto una gran oportunidad, y han puesto su foco en el ámbito de la docencia. En estos momentos, centros educativos, universidades y profesores juegan un papel fundamental, ya que tienen una gran responsabilidad para con sus alumnos a la hora de elegir bien qué herramientas utilizarán a la hora de impartir sus clases. Por eso, deberían hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Sabemos realmente qué hacen con los datos cuando se registran en estas plataformas?
  • ¿Pondrán a disposición de terceros esta información con interés comercial?
  • Estas herramientas instalan ciertos plugins y cookies en ordenadores de alumnos y profesores, ¿son realmente necesarios para el funcionamiento de la herramienta o también recopilan información personal en segundo plano de todo lo que hacemos con fines comerciales?

Además, un buen sistema de aula virtual no se limitará a la videollamada sino que incluirá los elementos necesarios para la práctica docente: pizarra virtual, repositorio de archivos, interacciones, concesión de permisos, etc. Por estos motivos, aquellos sistemas de aula virtual y videoconferencia que protegen la privacidad y la seguridad de alumnos y docentes, como Voluxion Classroom, sin descargas, plugins o cookies, sin necesidad de introducir los emails de los alumnos, son la mejor opción sin duda.